2 eventos en vivo

Germán Vargas Lleras deja el cargo en medio de un clima preelectoral

14 mar 2017
22h35
actualizado el 15/3/2017 a las 13h50
  • separator
  • comentarios

El vicepresidente, Germán Vargas Lleras, escenificó hoy la renuncia a su cargo que protocolizará mañana en un gran acto en el que hizo balance de su gestión acompañado de la flor y nata de la sociedad colombiana y que tuvo un notable clima preelectoral.

Foto: Internet

Para poder aspirar a la Presidencia en las elecciones de 2018 el número dos del Gobierno debe dejar el cargo al menos un año antes de los comicios según la última reforma constitucional, por lo que Vargas Lleras anunció que mañana trasladará la petición de su renuncia al Senado en el acto protocolario correspondiente.

Durante su intervención recordó que durante su etapa de 31 meses al frente de la Vicepresidencia se reformó la Constitución para que quien ocupe su cargo deba renunciar antes de las elecciones y, aunque aseguró no haber tomado una decisión todavía, subrayó que no querría quedar "incurso en la inhabilidad".

El todavía vicepresidente recordó que cuando aceptó ser compañero de Juan Manuel Santos en la fórmula electoral en 2014, ni cuando fue elegido o tomó posesión de su cargo existía esa inhabilidad constitucional.

"Las mismas fueron introducidas recientemente cuando advirtieron que quien desee perseverar y participar del próximo debate electoral tiene que renunciar un año antes", subrayó Vargas Lleras mientras miraba firmemente a una audiencia en la que había varios parlamentarios, autoridades regionales, alcaldes, ministros y el propio Santos.

Al acto también asistieron académicos, periodistas, directores de medios y las familias del presidente y vicepresidente, así como el general retirado de la Policía Óscar Naranjo, quien le sucederá en los 17 meses que todavía le quedan a Santos en el Gobierno.

Sobre Naranjo, que fue miembro del equipo negociador en los diálogos de paz con las FARC, Vargas Lleras dijo estar muy feliz de que lo reemplace.

Asimismo, hizo hincapié en que la reforma constitucional le obliga a protocolizar mañana su renuncia porque, pese a que aseveró no haber tomado una "decisión definitiva" no quisiera que el incumplimiento de los plazos preceptivos lo inhabilite para ser candidato a la Presidencia, cargo al que ya aspiró en 2010.

Vargas Lleras también ironizó al decir que algunos hubieran esperado que hiciera algún anuncio mayor, pero explicó que en los próximos días, cuando esté "liberado de esta responsabilidad" de Gobierno, espera poder referirse a lo que definió como su futuro en el próximo debate electoral.

"Por el momento me retiro con la satisfacción del deber cumplido y muy bien cumplido", aseguró antes de devolverle a Santos el casco que este le entregó cuando le puso al frente de las grandes obras de infraestructura y vivienda pública que ha tenido a su cargo en el Gobierno.

El jefe de Estado recogió el símbolo en un acto plagado de sonrisas y gestos de cercanía escenificados bajo dos grandes banderas de Colombia proyectadas en sendos monitores, que ocultaron en parte los rumores acerca de fricciones entre Santos y Vargas Lleras que han germinado desde los meses finales de las negociaciones de paz con las FARC.

"Apreciado Germán, muchas gracias por lo que ha hecho desde el Gobierno por Colombia. Y le deseo todo lo mejor en el futuro", dijo Santos cuando se subió al escenario.

El presidente interrumpió su discurso para entregarle la Cruz de Boyacá, la máxima condecoración que Colombia concede a militares y ciudadanos destacados por su servicio al país, y a personalidades extranjeras.

"'Por sus frutos los conoceréis', dice la frase bíblica. Y en esta ocasión los frutos, las obras, hablan por sí solos", subrayó el presidente en referencia a la labor que ha desarrollado Vargas Lleras.

En su discurso, Santos también destacó que el político ha sido durante los seis años y siete meses que lleva en el Gobierno "un colaborador leal, eficiente y eficaz".

"Lo fue como ministro del Interior y de Justicia, lo fue como ministro de Vivienda, y lo ha sido desde el 7 de agosto de 2014 como vicepresidente de la República", subrayó Santos.

Tras los discursos, subió al escenario la hija del vicepresidente, Clemencia Vargas Umaña, acompañada de grupos de danza que amenizaron el cierre de un acto con tintes preelectorales y llevó a beneficiarios del proyecto de viviendas gratuitas.

Las elecciones presidenciales para escoger al sucesor de Santos se celebrarán en mayo del año próximo, y si hay necesidad de una segunda vuelta se hará en junio para que el elegido asuma el 7 de agosto de 2018.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV:

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad