0

Liquidación de colombiana Electricaribe abre litigio con Gas Natural Fenosa

14 mar 2017
13h47
  • separator
  • comentarios

El Gobierno colombiano ordenó hoy la liquidación de la distribuidora y comercializadora Electricaribe, controlada por el grupo español Gas Natural Fenosa, cuatro meses después de ser intervenida y luego de una fallida negociación para intentar una solución concertada.

"La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios ha ordenado la liquidación de Electricaribe, debido a que la compañía no está en condiciones de prestar el servicio de energía con la calidad y continuidad que se requieren", manifestó el titular de esa entidad, José Miguel Mendoza, en una rueda de prensa en Bogotá.

Con esta medida, que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, calificó de "decisión responsable" para que ni los usuarios ni las empresas de siete departamentos de la costa atlántica "sufran por suministro de energía", el Gobierno optó por una solución radical a los problemas de la compañía, pero abrió las puertas a un litigio con la matriz española.

"A Gas Natural no le queda otra alternativa que acudir a una institución internacional para que resuelva la situación creada en la forma prevista en el Acuerdo Bilateral de Protección Recíproca de Inversiones entre España y Colombia", manifestó la multinacional con sede en Barcelona.

Gas Natural Fenosa también pidió a Colombia que deje sin efecto su decisión de liquidar a Electricaribe, que suministra electricidad a los departamentos caribeños de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre, en donde atiende a 2,5 millones de clientes.

El grupo español asegura que la liquidación es "contraria al proceso de diálogo" abierto en los últimos meses con Colombia y "al espíritu de profundización de las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Colombia", a la vez que "impacta negativamente" en el clima requerido para que se produzcan flujos de inversión internacional hacia el país andino.

"La orden de liquidación de la compañía es claramente un paso en la dirección opuesta a los principios que preconiza la OCDE", sentencia la multinacional.

El grupo Gas Natural Fenosa posee el 85 % de Electricaribe desde 2009 mientras que el 15 % restante está en manos del Gobierno colombiano.

Electricaribe fue intervenida por la Superintendencia de Servicios Públicos el pasado 15 de noviembre para hacer frente a la crítica situación financiera de la compañía y remediar la deficiente prestación del servicio a su cargo.

Al explicar la decisión, Mendoza dijo que mientras se hacen los trámites de la liquidación, "Electricaribe continuará prestando el servicio de energía en el mercado de la costa (atlántica) bajo la administración temporal del agente especial designado por la Superintendencia".

"La finalidad es encontrar un nuevo inversionista que pueda asegurar las inversiones que se requieren para que la costa tenga un servicio adecuado conforme a sus necesidades", apostilló.

Sin embargo, aclaró que la Superintendencia "no ha recibido ofertas formales ni podría recibirlas porque apenas se anuncia el proceso de liquidación".

Gas Natural ha sido partidario de una solución dialogada, pero también ha reclamado resolver los problemas de fraude e impago que sufre la compañía, que dificultan las inversiones necesarias.

En noviembre pasado, Electricaribe y el Gobierno no llegaron a un acuerdo sobre fórmulas para capitalizar la empresa, que tiene problemas de caja debido a la elevada cartera morosa de clientes, que al cierre del tercer trimestre de 2016 ascendía a 4,05 billones de pesos (unos 1.323 millones de dólares).

"La amenaza de una demanda nacional o internacional no puede llevar a que esta Superintendencia se abstenga de cumplir con su misión de asegurar que las compañías de servicios públicos se adhieran a los estándares legales, sobre todo cuando se trata de una compañía de servicios públicos en quiebra, una compañía insolvente que ha entrado en proceso de liquidación", apostilló Mendoza.

Asimismo detalló que en el proceso de liquidación se venderán los activos de la compañía y que por ese concepto se recaudarán unos dineros con los cuales se pagará a acreedores en el orden establecido por la ley.

"Si después de pagar esas 'acreencias' queda algún recurso eso se le entregaría a los accionistas (...) a título de cuota social de liquidación", explicó.

Al detallar el pasivo de Electricaribe, Mendoza aseguró que es de alrededor de 2,4 billones de pesos (unos 800,6 millones de dólares), mientras que los activos están compuestos principalmente por redes de distribución y unas cuentas por cobrar.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad