actualizado a las 17:51

Policía controla disturbios en Universidad Nacional

Cerca de 50 miembros del Esmad entraron al campus y permanecieron en la Plaza Central. Foto: David Felipe Rincón / Terra
Cerca de 50 miembros del Esmad entraron al campus y permanecieron en la Plaza Central.
Foto: David Felipe Rincón / Terra
 

Tras el ingreso de un grupo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), se controló la situación generada por la presencia de encapuchados en el campus de la Sede Bogotá de la Universidad Nacional (UN).

Ante los graves disturbios, las autoridades de la Institución autorizaron el ingreso de la Fuerza Pública pasado el mediodía de hoy.

Cerca de 50 miembros del Esmad entraron al campus y permanecieron en la Plaza Central.

Hacia las 10:00 a.m. se dio la orden de desalojo para preservar la seguridad de la comunidad universitaria.

La medida estuvo vigente durante toda la jornada, pero este viernes 15 de abril habrá normalidad académica.

Vea el resto de la noticia en: AgenciaUN

DISTURBIOS AMERITARON INGRESO DE SMAD AL CAMPUS

Tras los fuertes disturbios que se presentaron en la Universidad Nacional, las autoridades del campus estudiantil autorizaron la entrada de 50 miembros del Esmad.

Fuertes enfrentamientos se registraron dentro y fuera de las instalaciones de la Universidad Nacional, luego de que un grupo de encapuchados amenazara con realizar una manifestación después del medio día.

Los estruendos de las papas-bomba retumbaban sobre la calle 45 con carrera 30, mientras que los miembros de las autoridades buscaban retomar el control del claustro.

PREVIA EVACUACIÓN

Las directivas de la Universidad Nacional ordenaron el desalojo de la institución educativa por la presencia de encapuchados, quienes anunciaron la realización de una manifestación.

En este sentido, estudiantes y profesores del claustro evacuaron la sede universitaria ante la posibilidad de los disturbios.

Según voceros de la universidad, los encapuchados destruyeron las cámaras de seguridad que habían sido repuestas en días pasados, luego de que estas fueran estropeadas en la última protesta realizada hace pocas semanas.