Colmenares

publicidad
18 de julio de 2012 • 11:37 • actualizado a las 15:36

Juez deja libre a Carlos Cárdenas por caso Colmenares

Carlos Cárdenas enfrenta un proceso por su presunta participación en la muerte de Luis Andrés Colmenares, quien falleció en circunstancias que son materia de investigación la madrugada del 31 de octubre de 2010.
Foto: Inpec
 

La juez tercera con control de garantías decidió levantar la medida de aseguramiento que pesaba contra Carlos Cárdenas Gómez por su presunta participación en el homicidio de Luis Andrés Colmenares, al considerar que los nuevos elementos presentados por la defensa sustentarían la solicitud, en la medida que el testigo Wilmer Ayola no pudo estar en el lugar donde se produjo el homicidio.

La medida deja sin piso la determinación adoptada el pasado 6 de junio por el juez 41 de control de garantías, quien a juicio de la togada decidió enviar a la cárcel a Carlos Cárdenas sin tener en cuenta una serie de nuevas consideraciones que fueron surgiendo a lo largo de las siguientes semanas de acuerdo con las cuales Ayola se encontraba en un lugar distinto al del Parque el Virrey la noche del 31 de octubre de 2010.

No obstante a que la juez evalúo el nuevo testimonio presentado por la Fiscalía a partir de las declaraciones ofrecidas por Jhonatan Martínez el pasado mes de junio, la togada consideró que la nueva versión sobre los hechos carecía de credibilidad en la medida que su relato se ajustaba de manera prácticamente idéntica a la de Ayola, además de cuestionar el hecho de que solo se hubiera puesto en conocimiento de las autoridades con tanto tiempo de diferencia.

La juez cuestionó que Martínez hubiera callado por tanto tiempo respecto a un hecho tan grave como el de haber creído presenciar un homicidio, sin siquiera dar a conocer lo sucedido a la persona con la que tenía previsto encontrarse en el parque, además de poner en tela de juicio el hecho de que su versión fuera prácticamente igual a la del primer testigo.

“¿Por qué hechos cometidos en el 2010 hasta ahora la persona se anima a declarar sobre ellos y aportar algo sobre los mismos?”, se preguntó la juez a la par de manifestar que tenía serias dudas sobre la veracidad del nuevo testimonio a pesar de que lo hiciera bajo la gravedad del juramento.

DUDA RAZONABLE

De acuerdo con la juez, Martínez no estaba en capacidad de asegurar que Carlos Cárdenas o Laura Moreno pudieran ser responsables de la muerte de Luis Andrés, por cuanto según el mismo afirmó lo habría visto subir vivo al vehículo junto con las otras personas presentes en el lugar donde supuestamente habría sido golpeado.

La juez insistió en cuestionar el temor manifestado por Martínez puesto que de acuerdo con su misma versión y a diferencia de Ayola nunca fue objeto de ningún tipo de amenaza o insulto por parte de los presentes, de tal manera que se añadían nuevas dudas sobre la declaración rendida ante el fiscal González.

“A este juzgado le asisten muchas dudas frente a esta versión de Jonathan Andrés Martínez”, subrayó la juez además de insistir en cuestionar algunos de los aspectos de la declaración rendida por Wilmer Ayola debido a que de acuerdo con los argumentos esgrimidos por la defensa de Carlos Cárdenas, no es muy factible que el entonces celador y miembro de una empresa privada de seguridad adulterara las planillas y registros sobre su presencia en el sector de Bochica.

Así mismo, pese a reconocer que de acuerdo con las pruebas presentadas por la Fiscalía se tenía conocimiento de que en efecto podría haberse presentado una adulteración de la planilla por cuanto Ayola ostentaba el cargo de supervisor de la zona, este tipo de dudas de carácter razonable debían favorecer a la persona privada de la libertad bajo el argumento jurídico del “induvio pro reo”.

“Cualquier duda debe favorecer a la persona imputada; es un principio fundamental que en este caso debemos aplicar y que no hay posibilidad de salvar en este momento hasta tanto no se tomen o no se lleguen a cuestionar o controvertir como verdaderas pruebas dentro de un juicio”, puntualizó la juez al proceder a explicar su determinación.

LA LIBERTAD Y LA PRENSA

Ateniéndose a lo estipulado en los distintos tratados internacionales sobre la materia y en consideración a que a su juicio el derecho fundamental de la duda razonable debería primar a favor de Carlos Cárdenas, la juez consideró que las demás dudas debían sujetarse a ese principio elemental, además de hacer un llamado de atención al comportamiento que han tenido los medios de comunicación en este caso.

“Muchas veces se han ventilado elementos materiales probatorios antes de este escenario en los medios de comunicación donde cada quien se ha formado y ha tomado partido sobre el hecho, y eso le ha hecho dado a la administración de justicia”, declaró la juez para luego reconocer el derecho al ejercicio de la libertad de prensa sin que con ello pudiera llegar a menoscabarse una investigación tan importante como la que tiene lugar en torno al esclarecimiento de la muerte de Luis Andrés Colmenares.

Palabras que eran acompañadas por el gesto de la señora madre de Cárdenas, quien tras voltearse hacia las cámaras de televisión y periodistas que estaban en el recinto se llevaba sus dedos índices a las orejas, indicándoles que prestaran atención a las palabras de la juez, cuyo veredicto ya podía anticiparse.

“El juzgado acoge los planteamientos de la defensa frente al señalamiento que se han hecho frente a ese delito sobre la inferencia razonable de la cual se le señala a Carlos Andrés Cárdenas Gómez como presunto autor de la conducta punible de homicidio agravado”, consideró la juez quien también determinó acoger la postura que en igual sentido profiriera el representante de la Procuraduría.

“En este orden de ideas, el juzgado tercero municipal con función de control de garantías, al dar aplicación al artículo 318 de 1994, frente a la petición de la defensa de Carlos Cárdenas acoge esos planteamientos y decide dar la orden para que se libre la boleta de libertad correspondiente”, concluyó la juez, cuya decisión fue saludada por algunos aplausos y vítores por parte de la familia de Cárdenas.

“¡Por fin se hizo justicia!” y “se acabaron las componendas”, se escuchaba en la sala mientras que la madre del indiciado levantaba sus brazos como gesto de victoria.

Síguenos a través de Twitter en @Esteminuto

Sigue a Terra Noticias en tu móvil en m.terra.com.co

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias por tablet.terra.com.co

 

Terra