publicidad
22 de junio de 2012 • 07:36

Aparece nuevo testigo en el polémico caso Colmenares

Hasta el momento han aparecido dos testigos que afirman haber visto a Laura Moreno y a Carlos Cárdenas en el lugar en que fue golpeado Luis Andrés Colmenares el día de su muerte.
Foto: Archivo
 

Luego de que se pusiera en entredicho lo afirmado por Wilmer Ayola, un vigilante que supuestamente vio cómo un grupo de personas golpeaba a Luis Andrés Colmenares el día de su muerte, apareció un nuevo testigo que dice haber visto la camioneta en que habrían movilizado al joven uniandino.

De acuerdo con la Fiscalía, se trata de un comerciante que le habría tomado varias fotos al vehículo, pero que para hacerse algo de dinero contactó a sus dueños para vendérselas en 50 millones de pesos.

El temor del nuevo testigo y la desaparición de tres personas que se enteraron del pago que recibió fue lo que lo motivó a romper su silencio luego de casi dos años, según dijo.

En ese sentido, el informante le sostuvo la Policía Judicial que se encontraba en El Virrey el 31 de octubre del 2010 y que vio a Colmenares y al grupo de personas que lo habrían agredido.

Esta carta está a punto de ser utilizada por el ente acusador para esclarecer los hechos de la muerte de Luis Andrés, pues su testimonio coincide con el de Ayola, sin embargo su declaración aún está en periodo de verificación.

Respecto a la información dada por Ayola, él sostiene que está cien por ciento seguro de que Carlos Cárdenas golpeó a Luis Andrés esa madrugada y que Laura Moreno también se encontraba en el lugar.

En dialogo con La W Radio narra que cuando Colmenares cayó al suelo, las personas que estaban en ese lugar comenzaron a golpearlo y que "ahí llega la señorita Laura Moreno le quita el celular y le da una cachetada" . De igual forma, asegura que cuando los jóvenes se dieron cuenta de su presencia, ella empezó a insultar a su amigo y a él. 

También afirma que a su amigo lo contactaron y le dieron un millón cuatrocientos mil pesos. Para esa época ninguno de los dos sabían que el joven que estaban golpeando en el parque el Virrey aquella noche era Luis Andrés Colmenares. Ayola menciona que  guardó silencio por casi dos años porque no quería meterse en problemas, sin embargo, cansado por las amenazas de las que era víctima, decidió romper su silencio.

Síguenos a través de Twitter en @Esteminuto

Sigue a Terra Noticias en tu móvil en m.terra.com.co

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias por tablet.terra.com.co

Terra