Latinoamérica

publicidad
09 de agosto de 2011 • 14:20 • actualizado a las 17:21

Procurador: Hotelero es sospechoso crimen periodista dominicano

 

Un empresario hotelero es buscado por las autoridades dominicanas como presunto autor intelectual del asesinato la semana pasada del periodista José Silvestre, quien supuestamente tenía vínculos con narcos locales, reveló un alto funcionario del gobierno.

El subprocurador general Frank Soto informó el martes en rueda de prensa que todas las evidencias señalan como artífice del crimen a Matías Avelino Castro, a quien Silvestre identificó en su revista con el mote de Daniel, "como responsable de un asesinato" vinculado al narcotráfico.

Castro, quien también es identificado como Joaquín Espinal Almeyda, es propietario de un hotel en la zona turística Las Galeras, en la península de Samaná, 260 kilómetros al noreste de la capital, y se encuentra prófugo desde el viernes, detalló Soto.

Descrito por las autoridades como "un empresario de bajo perfil", Castro también es propietario de una empresa de publicidad, según un reporte difundido en la jornada por la comisión especial que investiga el caso.

Soto indicó que las autoridades carecen de información sobre los presuntos nexos del prófugo con otros homicidios o el crimen organizado.

Según la investigación, la novia de Castro alquiló el vehículo todo terreno en el que Silvestre fue secuestrado la mañana del 2 de agosto y asesinado poco después.

Héctor García Cuevas, director de investigaciones de la policía, aseguró que en el vehículo fueron encontrados restos de sangre y cabellos, que al ser examinados se determinó que corresponden a Silvestre.

El periodista dirigía "La Voz de la Verdad", una revista y programa de televisión en La Romana, 110 kilómetros al este de Santo Domingo, desde donde realizaba frecuentes denuncias sobre narcotráfico, violencia y corrupción.

Pero Soto reveló que en el curso de las investigaciones se han topado con una vertiente que ha dado un nuevo matiz al caso, debido a que al parecer, el periodista prestaba algún tipo de servicios a algunos traficantes de drogas locales.

Según Soto, los investigadores recabaron al menos tres testimonios de que Silvestre había recibido en algunas ocasiones dinero de narcotraficantes para publicar información, aunque no abundó al respecto.

"Lamentablemente esa es la realidad", insistió el funcionario al citar algunos de los montos que supuestos miembros del crimen organizado le habrían pagado al periodista.

En meses recientes, el periodista organizó una rueda de prensa de Antonio del Rosario Puente, conocido como Toño Leña, quien está detenido por homicidio y es solicitado en extradición por Estados Unidos, donde enfrenta cargos por narcotráfico.

Silvestre era relacionista público de Toño Leña, dijo Tomás Castro, quien es abogado del detenido y lo fue también del periodista.

Silvestre fue secuestrado a inicios de agosto por cuatro hombres cuando salía de su casa y horas más tarde su cuerpo fue encontrado cerca de la carretera que une a La Romana con San Pedro de Macorís con dos balazos en el estómago y uno en el cuello.

El asesinato de Silvestre generó la condena de diversos organismos de derechos humanos y de libertad de expresión.

La policía y la Procuraduría General detuvieron a uno de los presuntos sicarios contratados por Castro.

Inicialmente las autoridades dijeron que las pesquisas involucrarían a un fiscal que demandó al periodista, acusándolo de difamación e injuria, por una publicación en la que lo señaló de haber liberado a narcotraficantes a cambio de sobornos.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.