Cumbre de las Américas

publicidad
04 de mayo de 2012 • 08:02 • actualizado el 06 de mayo de 2012 a las 15:26

Prepago Dania habla sobre escándalo con agentes de EE.UU.

http://terratv.terra.com.co/Noticias/NotiTerra/5500-388194/Dania-habla-a-los-medios-de-su-escandalo-en-Cartagena.htm

"Ha sido muy difícil porque yo era una mujer normal en Cartagena que manejaba un perfil súper bajo y de repente explota todo esto sin saber que ellos eran unos agentes secretos de Obama. Ha sido una total sorpresa", aseguró Dania.
Foto: AFP

Dania, la prepago que desató el escándalo de los agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos en Cartagena, aseguró que ella siempre había tenido un bajo perfil hasta que conoció a los escoltas del presidente Barack Obama.

En diálogo con La W, ella, con algo de decepción, afirma que lo único que ha querido hacer es trabajar honradamente y darle buen ejemplo a su hijo, además que su vida, desde que se involucró con los agentes, había cambiado rotundamente.

“Ha sido muy difícil porque yo era una mujer normal en Cartagena que manejaba un perfil súper bajo y de repente explota todo esto sin saber que ellos eran unos agentes secretos de Obama, ha sido una total sorpresa (…) yo quería darle un buen ejemplo a mi hijo, pero no lo di. Quería darle una buena educación, una familia y que estuviera bien y no le hiciera falta nada”, dijo la polémica mujer.

Esta sanandresana, que vivía en Cartagena desde hacía 10 años y cuyo paradero actual es un misterio, dijo que ingresó al negocio por sugerencia de una amiga, quien le aseguró que de esta forma podría ganar mucho dinero para que viviera con el nivel que siempre había soñado, el cual, con los ingresos de su madre, no podría alcanzar.

“Quedé embarazada muy joven y siempre conté con el apoyo de mi mamá, pero al verme que tenía el mundo encima con tantas responsabilidades de la casa, colegio y  más gastos, yo quería también estudiar para darle un buen futuro a mi hijo (…) entonces una amiga me dijo: Dania, es una vida fácil para que puedas estudiar y salir adelante. Yo te puedo ayudar presentándote amigos para que puedas ganar dinero, y no es poco, es una buena cantidad con la que puedes vivir como quieres”, narró la mujer, quien aseguró que gana en promedio entre uno y dos millones por cita.

CÓMO SE CONOCIERON

Dos días antes de que llegara el presidente Obama a Cartagena para asistir a la Cumbre de las Américas, Dania y sus amigas decidieron salir a tomarse un trago en algún bar de la ciudad, sin el ánimo de buscar hombres para la noche.

Según ella, cuando estaban en el establecimiento comercial un ‘gringo cualquiera’ se le acercó a su amiga y le pregunto que si querían tomar algo. Ella le dijo que tenían ganas de vodka.

Con el paso de las horas y de las botellas, cuenta Dania que uno de los extranjeros le propuso que se fueran juntos, pues se sentía muy atraído por ella. La mujer aceptó, pero le dejó en claro que a cambio de su compañía él le tendría que dar un ‘regalito’.

“Uno de los hombres me dice a mí que le parezco muy atractiva, muy bonita y que si yo quería salir con él. Yo le dije bueno, sí, pero yo quiero que me des un regalito, sin decirle de una vez el precio. Seguimos bailando y tomando y a la hora que él se quería ir le dije que el regalito para irme eran 800 dólares y me dijo que si”, aseveró Dania durante la entrevista.

EL ESCÁNDALO

La mujer se fue junto a dos agentes y una compañera de oficio al Hotel caribe de Cartagena, lugar en donde se hospedaban los escoltas.

Según ella, su ida al lugar fue 100 por ciento por trabajo, mientras que la de su compañera fue por placer, ya que se sentía muy atraída por el norteamericano con el que pasaría la noche.

Al día siguiente, sobre las 6:30 de la mañana, desde la recepción del hotel llamaron a la mujer para avisarle que ya era hora de que se fuera. Este hecho daría a pensar que los colaboradores del lugar sabían sobre la profesión de Dania, sin embargo ella aseguró en repetidas ocasiones que eso no era posible.

De otra parte, Dania aseguró que en el momento en que le cobró por sus servicios al agente, este le respondió con obscenidades le afirmó que no le iba a pagar.

“Cuando en el hotel me dijeron que me tenía que ir, yo le dije a él que me diera el regalito, entonces él me dijo lárgate perra que no te voy a pagar. Cogió su billetera y me dio 50.000 pesos para el taxi. Yo le dije ok, me voy, pero salí del cuarto y me fui para la habitación de su compañero, quien era consciente del regalito que yo había pedido y le pedí mi dinero porque necesitaba irme”, sostuvo Dania durante la entrevista con La W.

Ante el reclamo de la mujer y la negativa de los escoltas, su compañera, quien sí había ido al hotel por gusto, no por ‘negocio’, le pidió a Dania que dejara el asunto hasta ahí, que no le cobrara el dinero, solicitud a la que la polémica prepago no accedió e insistió en que le pagaran por sus servicios.

“Prácticamente les rogué desde las 6:30 de la mañana hasta las 10:00 a.m. para que me dieran el dinero, no me quería ir sin este porque me sentí frustrada. Ahí decidí salir para no perder más el tiempo con estos hombres y cuando salí del edificio me encontré a un policía”, agregó la mujer.

De acuerdo con lo narrado por Dania, ella no sabía cómo contarle al uniformado lo sucedido debido a que le daba ‘vergüenza’, sin embargo lo hizo ante la insistencia del policía y luego se dirigieron al cuarto de los norteamericanos.

“Cuando llegamos a la habitación tocamos la puerta y no abrió, pero por debajo de la puerta se veía que él estaba ahí. Él sabia que ahí estaba la Policía y tenía conocimiento de lo que él era, pero no le importó, porque de haberle importado me hubiera dado el dinero y no hubiera pasado nada”, insistió la acompañante de citas, quien le pidió al uniformado cartagenero que llamara a algún compañero que hablara inglés.

Minutos después, prosiguió Dania, llegaron dos agentes más a la habitación de sus compañeros. Ella afirmó que en ese momento, con más veras dijo que no se iba del hotel sin su dinero.

“Cuando yo les explicaba la situación, a ellos no les importó. Les dije que iba a llamar a la Policía y ellos dijeron please, please, no pólice, y con mi español les dije: si ustedes no tienen consideración conmigo, yo porqué la voy a tener con ustedes. Tambén les decía, sin saberlo, que la Policia me iba a apoyar a mi”, explicó la prepago.

En un intento desesperado por parte de los agentes de que la mujer los dejara en paz, reunieron entre todos 250 dólares para dárselos a Dania, lo cual tomo como una ofensa pues el trato había sido por US$ 800. Sin embargo aceptó el dinero y se fue.

“A los dos días revienta el boom, lo cual me causó curiosidad porque yo no tenía ni idea de lo que era (cuando entré a su habitación vi un uniforme militar de color café, fue lo único que vi”, puntualizó. 

Vea la entrevista completa con Dania Londoño aquí.

Síguenos a través de Twitter en @Esteminuto

Sigue a Terra Noticias en tu móvil en m.terra.com.co

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias por tablet.terra.com.co

Terra