publicidad
02 de julio de 2012 • 01:14

Peña Nieto gana las elecciones, pero López Obrador no reconoce su victoria

 

El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, ha ganado las elecciones en México, según datos provisionales dados a conocer por las autoridades electorales, una victoria virtual que el candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, no ha querido reconocer.

Tal y como pronosticaban los sondeos antes de las elecciones, el candidato del PRI ha logrado una cómoda victoria frente a sus rivales y a partir del próximo 1 de diciembre sucederá a Felipe Calderón en la presidencia de México.

Según una muestra estadística del Instituto Federal Electoral (IFE) con los datos de cerca de 7.500 actas de votación, y a la espera de los resultados finales, Peña Nieto obtuvo entre el 37,93 y el 38,55 por ciento de los votos, de acuerdo la información que dio el presidente del organismo electoral, Leonardo Valdés.

"Asumo con emoción, con gran compromiso y plena responsabilidad el mandato que los mexicanos me han encomendado", dijo Peña Nieto en un discurso ante sus seguidores, que lo recibieron al grito de "presidente".

Peña Nieto agregó que hay que dejar atrás las tensiones y diferencias y "propiciar y alentar la reconciliación nacional".

"Más allá de tendencias o preferencias personales hay algo que nos une a todos, nuestro amor por México", apuntó Peña Nieto, quien reiteró que frente al crimen organizado no habrá "ni pacto ni tregua".

Pese a que el IFE indicó que los datos que dio a conocer tienen un margen de error muy bajo, del 0,5 por ciento, el candidato de la izquierda no quiso reconocer la virtual victoria de Peña Nieto, ni su propia derrota.

López Obrador afirmó que los datos de las elecciones presidenciales dados a conocer hasta ahora no coinciden con los suyos (que no precisó) y que esperará hasta conocer los resultados oficiales.

"Aún no está dicha la última palabra", afirmó López Obrador, dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD). "Es fundamental tener un recuento de todos los datos (...) Vamos a esperar a tener toda la información", agregó.

El candidato de la izquierda mexicana, que tampoco reconoció su derrota en las últimas elecciones presidenciales, en 2006, dio su mensaje segundos después de que los datos del IFE indicaran que había perdido en los comicios celebrados hoy.

De acuerdo con los datos del organismo electoral, el aspirante de la izquierda mexicana obtuvo entre el 30,9 y el 31,86 por ciento de los sufragios.

En tercer lugar quedó la candidata del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, que logró entre el 25,10 y el 26,03 por ciento de los votos.

Ella fue la primera en reconocer su derrota, al admitir a las 20.30 hora local (01.30 GMT) que la tendencia de voto reflejada en algunas encuestas a pie de urna indicaba que había perdido las elecciones.

En un mensaje a sus partidarios, acompañada de otros dirigentes del grupo político, avisó de que su partido va a "vigilar" con el vencedor.

"Estaré vigilante con toda la fuerza y con todo el poder que me dan los millones de votos de que se cristalicen las reformas estructurales que requiere el país y de impedir el retorno del autoritarismo, el imperio de la corrupción, de la impunidad y de la rendición frente al crimen organizado", puntualizó.

En las próximas horas se espera que el IFE dé a conocer los resultados provisionales de las elecciones, aún no válidos jurídicamente hasta que se confirmen oficialmente tras las impugnaciones que puedan presentar los partidos.

El presidente del IFE, en su mensaje, señaló que la participación en los comicios fue superior al 62 por ciento y dijo que votaron más de 49 millones de personas. "La de hoy es la elección que más votos se ha recibido en la historia de México", añadió.

Unos 79,5 millones de mexicanos fueron convocados ayer a las urnas para elegir nuevo presidente, los 500 diputados y 128 senadores que integrarán el Congreso, así como 925 alcaldes, seis gobernadores estatales y el Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

En México no hay segunda vuelta y es proclamado presidente electo quien tenga el mayor número de votos, al margen de la diferencia que obtenga sobre su inmediato seguidor.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.