Internacional

publicidad
15 de octubre de 2012 • 16:20

ONG salvadoreñas presentan propuesta para lograr soberanía alimentaria

 

Organizaciones no gubernamentales (ONG) de El Salvador presentaron hoy ante el Ministerio de Agricultura una propuesta para lograr la soberanía alimentaria.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, que se celebrará mañana, la Red por la Agricultura Sostenible y la Soberanía Alimentaria (RASA) y la Red Uniendo Manos contra la Pobreza en El Salvador (RUMES), integradas por varias instituciones, entregaron al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) una propuesta para recuperar la producción local de alimentos.

La "Propuesta para una Política Pública de Soberanía Alimentaria para El Salvador" tiene seis ejes fundamentales que buscan potenciar la "pequeña producción campesina" de este país bajo un modelo "agroecológico" y así dejar de ser "dependientes" de la producción extranjera, dijo a Efe Daris Argueta, investigador del Centro de Investigación sobre Inversión y Comercio.

Los seis ejes de la propuesta son garantizar la salud y seguridad alimentaria y proteger los intereses de los pequeños productores.

También brindar información agropecuaria a los pequeños productores, educación y formación en soberanía alimentaria; un marco regulatorio nacional para la soberanía alimentaria y por último roles y competencias de instituciones públicas y organizaciones campesinas para lograrla, detallaron a través de un comunicado RASA y RUMES.

Según Argueta, el porcentaje de "alimentos que se produce internamente (en el país) es bien bajo", mientras que importa el "50 % del maíz blanco" y "cerca del 70 % del arroz" y en menor medida el fríjol (25 %).

"En el caso de las hortalizas y verduras el grado de dependencia es bastante alto, sobre todo lo que es tomates, verduras repollas (lechuga)", la mayoría son importados de Guatemala y Honduras, agregó, sin dar más detalles.

En contraste, los datos oficiales indican que El Salvador importa el 90 % de las verduras, el 30 % de fríjol, el 30 % de maíz y el 60 % de arroz para consumo interno.

William Castillo, líder de RASA, declaró a Efe que el país necesita un "viraje en la política" que se ha venido implementando en los últimos años, ya que ha garantizado la alimentación con base en las importaciones, pero no a la producción interna.

Destacó que lo que ha hecho el actual Gobierno, en manos del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), no es suficiente porque continúa con el mismo sistema de gobiernos anteriores.

"Este es un Gobierno continuista que ha seguido con el mismo enfoque asistencialista y dependiente, por eso esta política busca cambiar el destino del país" al preocuparse "realmente por tener una producción de alimentos desde nuestros propios campesinos", señaló.

Sin embargo, el Gobierno salvadoreño presentó el año pasado una política de seguridad alimentaria con la que pretende recuperar la producción agrícola local y combatir la pobreza; pero estas organizaciones la consideran insuficiente.

Esa política está cimentada principalmente en el Plan de Agricultura Familiar, mediante el cual el Gobierno entrega insumos a los agricultores para rescatar la producción local.

Argueta argumentó que eso no es muy positivo porque a la larga siempre se sigue dependiendo de las importaciones y porque genera grandes gastos para el país.

El costo que tiene para el Gobierno los paquetes agrícolas es "cada vez más creciente". En 2011 el plan de agricultura familiar costaba 16 millones de dólares y para este año subió a 23 millones, dijo Argueta, al tiempo que recordó que, por eso, es importante impulsar un modelo "agroecológico".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.