EE.UU.

publicidad
13 de agosto de 2012 • 04:17

Romney trata de distanciarse de plan de presupuesto de Ryan

El candidato a la presidencia por el Partido Republicano Mitt Romney, izquierda, y su aspirante a la vicepresidencia el representante Paul Ryan, de Wisconsin, llegan a una actividad de campaña el domingo 12 de agosto del 2012 en Mooresville, Carolina del Norte.
Foto: Jason E. Miczek / AP
 

Aclamado por la mayor multitud desde el inicio de su campaña, el republicano Mitt Romney declaró que su compañero de fórmula Paul Ryan de 42 años está apto para ser presidente, pero destacó que su propio plan de presupuesto servirá de base para su campaña hacia la Casa Blanca.

"Tengo mi plan de presupuesto", agregó. "Y ese es el plan de presupuesto que usaremos en nuestra campaña", señaló.

Previamente, Romney fue muy cuidadoso cuando hizo campaña con Ryan a su costado en Carolina del Norte, destacó el trabajo de su aspirante a la vicepresidencia diciendo que "se iban a asegurar de salvar Medicare" (plan de salud pública para jubilados). Pero el candidato presidencial no dijo en ningún momento que iba a adoptar el austero plan de Ryan, y habló del asunto más directamente en una entrevista, con Ryan todavía con él, en el programa "60 minutos" de la cadena CBS, la cual fue trasmitida el domingo por la noche.

Pero los demócratas no van dejarlo tranquilo con tanta facilidad.

El presidente Barack Obama, asistió el domingo a eventos para recaudar fondos en Chicago, señaló a Ryan como el "líder ideológico" del Partido Republicano.

"Es un hombre decente, es un hombre de familia, es un vocero articulado para la visión del gobernador Romney pero es una visión con la que yo fundamentalmente estoy en desacuerdo", destacó Obama que hizo declaraciones por primera vez desde que Ryan fue seleccionado.

El mandatario afirmó que esa ideología ha llevado adoptar un enfoque de parálisis, disfuncional y con poca visión para hacer crecer a la economía.

El principal asesor de Obama David Axelrod y otros colaboradores trataron el domingo de relacionar el presupuesto de Ryan llamándolo "el plan Ryan-Romney".

Al dar un discurso ante jóvenes simpatizantes en un acto para recolectar fondos en Chicago, Obama dijo que Paul Ryan es un hombre decente de familia y le dio la bienvenida a la contienda presidencial.

Pero Obama indicó que básicamente está en desacuerdo con la visión de Ryan para el país. Indicó que Ryan y sus aliados en el Congreso erróneamente creen que menos regulaciones y más exenciones fiscales para los acaudalados ayudarán a crear empleos.

Romney anunció el sábado que elegía a Ryan como su candidato a vicepresidente. Los demócratas salieron a argumentar que la agenda de recortes de impuestos de Ryan afectará a las personas de mayor edad, a estudiantes y a la clase media.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.