Obama y Romney esperan reporte de empleos en EEUU

El presidente  Barack Obama saludsa a la concurrencia en un acto de campaña en la Escuela Secundaria del Condado Loudoun, en Virginia, el jueves, 2 de agosto del 2012.    Foto: Evan Vucci / AP
El presidente Barack Obama saludsa a la concurrencia en un acto de campaña en la Escuela Secundaria del Condado Loudoun, en Virginia, el jueves, 2 de agosto del 2012.
Foto: Evan Vucci / AP
 

El presidente Barack Obama se está preparando para otra dosis potencial de malas noticias económicas, al tiempo que su rival republicano Mitt Romney se aprestaba a aprovechar cualquier indicio de debilidad en el reporte mensual de empleos.

Las nuevas cifras de desempleo, que serán dadas a conocer el viernes por la mañana por el Departamento del Trabajo, presentará una imagen fresca de la economía estadounidense tres meses antes de las elecciones. El esperado reporte ayudará además a sentar el tono en la siguiente fase de la batalla por la Casa Blanca.

En una campaña inquebrantablemente estática, Obama y Romney van a tratar de utilizar el reporte para sus propios fines de campaña.

La tasa de desempleo a nivel nacional es de 8,2%. La cifra es una baja respecto el nivel más alto durante la presidencia de Obama — 10,1% en el 2009, pero aún demasiado alto para una economía que trata de salir del estancamiento.

Otro reporte de tono negativo proveería nuevos argumentos para la premisa central de la campaña de Romney: las políticas económicas de Obama han fracasado y la experiencia de Romney como un empresario exitoso le ayudarían a colocar el país en un sendero claro hacia el crecimiento y la creación de empleos.

Obama, a menos que el reporte sea desastroso, continuaría reiterando a los votantes que la economía se está recuperando lenta pero seguramente y que estaría mejor si los republicanos aprobasen sus propuestas económicas.

Se espera que Obama comente sobre las cifras de empleos en un evento en la Casa Blanca centrado en recortes de impuestos para la clase media. Romney hará campaña el viernes en Nevada, un estado indeciso con una tasa de desempleo entre las más altas del país, antes de seguir camino a una recaudación de fondos en Idaho.

Los candidatos discutieron a distancia sobre la economía el jueves.

Romney, de campaña en Colorado, dijo que su programa económico crearía 12 millones de puestos de trabajo en cuatro años. Asimismo ha dicho antes que desea ampliar las reducciones de impuestos que expirarán el 31 de diciembre y conceder una nueva baja de 20% a las tasas fiscales además de estimular el crecimiento. También señaló que dará marcha atrás a algunos de los recortes a la defensa que propuso Obama y reducirá simultáneamente el gasto a otros programas para disminuir gradualmente los déficits.

Sin embargo, el candidato republicano se ha rehusado a la fecha a identificar qué beneficios fiscales eliminará para alcanzar sus objetivos y ha evitado en lo general precisar los programas individuales a los que suprimirá o reducirá los recursos.

Obama le dijo a los votantes en Florida que su rival promueve las políticas tributarias favorables a los ricos que no han conseguido arreglar la economía en el pasado.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.