El tipo más cool de la NASA opaca a Curiosity en Internet