EEUU: Departamento de Justicia no acusará a su titular

En esta fotografía de archivo del 12 de junio de 2012, se ve al secretario de Justicia estadounidense, Eric Holder al testificar en el capitolio en Washington. La Cámara de Representantes votó a favor de mantener a Holder en desacato ante el Congreso en el caso de los documentos exigidos para la investigación de la operación Rápido y Furioso.  Foto: J. Scott Applewhite / AP
En esta fotografía de archivo del 12 de junio de 2012, se ve al secretario de Justicia estadounidense, Eric Holder al testificar en el capitolio en Washington. La Cámara de Representantes votó a favor de mantener a Holder en desacato ante el Congreso en el caso de los documentos exigidos para la investigación de la operación Rápido y Furioso.
Foto: J. Scott Applewhite / AP
 

La decisión del secretario de Justicia, Eric Holder, de ocultar al Congreso datos sobre una fallida operación de rastreo de armas, no constituye un delito y por ende el funcionario no será enjuiciado por desacato al Congreso, declaró el viernes el Departamento de Justicia.

El viernes por la tarde, la Cámara de Representantes votó a favor de declarar que Holder había incurrido en desacato penal y civil por rehusarse a entregar los documentos. El presidente Barack Obama se acogió a una amplia prerrogativa del Ejecutivo y ordenó a Holder no entregar material sobre deliberaciones y recomendaciones internas.

En una carta dirigida al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el Departamento indicó que no presentará ante un jurado investigador la citación por desacato emitida por Congreso contra Holder ni tomará alguna otra medida para enjuiciar al secretario de Justicia. La carta, con fecha del jueves, fue dada a conocer el viernes.

El subsecretario de Justicia, James Cole, dijo que la decisión se adapta a la práctica de hace mucho tiempo del Departamento de Justicia durante los gobiernos de ambos partidos políticos.

"No enjuiciaremos a un funcionario del poder ejecutivo bajo el estatuto de desacato del Congreso por retener documentos solicitados, en una acción que se hizo amparada en un privilegio del ejecutivo", escribió Cole.

En su carta, el departamento se apoyó en gran parte en una opinión legal del Departamento de Justicia, emitida durante la presidencia del republicano Ronald Reagan.

Frederick Hill, vocero del representante republicano Darrell Issa, dijo que es lamentable que "el liderazgo político del Departamento de Justicia" tome tal postura. Issa, presidente del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, encabeza las tareas por obtener el material relacionado con la Operación Rápido y Furioso.

Pese a que la Cámara de Representantes votó el jueves a favor de declarar que Holder incurrió en desacato, es posible que el Partido Republicano aún esté lejos de obtener los documentos que quiere en relación con Rápido y Furioso, una fallida operación de rastreo de armas.

La operación se concentró en las armerías del área de Phoenix y fue dirigida por la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego.

La vía penal ahora se ha cerrado y la ruta civil hacia las cortes está lejos de resolverse.

"Esto es política pura", dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

"Sorprendentemente, el presidente del comité implicado aquí ha declarado que no cuenta con evidencia de que el secretario de Justicia estaba enterado sobre la Operación Rápido y Furioso o que no hizo sino tomar la medida correcta cuando se enteró", dijo Carney. "No hay ninguna evidencia, y si no se tiene evidencia, como él lo ha señalado ahora, sobre la Casa Blanca y el secretario de Justicia, ¿qué otra cosa podría ser esto sino política?"

Más de 100 demócratas se agolparon en un pasillo y fuera de la cámara para boicotear el primero de dos votos de desacato, y aseguraron que los republicanos estaban más interesados en una vergonzosa política de año electoral que en los documentos.

Los republicanos pidieron los documentos para una investigación en curso, pero sus argumentos se enfocaron en la necesidad de dar vuelta a la hoja por parte de la familia de Brian Terry, un agente de la Patrulla Fronteriza asesinado. Cerca del cuerpo del agente se hallaron dos armas de Rápido y Furioso, después de un tiroteo en Arizona.

Todo ocurrió el día en que la reforma al sistema de salud del presidente Barack Obama fue ratificada por la Corte Suprema, lo que generó la suspicacia de algunos demócratas de que la votación estuviera programada para que hubiera una saturación de noticias respecto al fallo sobre el sistema de salud.

Unas cinco horas después del fallo de la corte sobre el sistema de salud, cuando los sitios de noticias inundados con información sobre el tema, la cámara baja votó 255-67 para declarara que Holder estaba en desacato criminal.

Una segunda votación de 258-95 determinó que Holder había cometido desacato civil y permitió a la Cámara presentar una demanda por esa vía, en un intento de forzarlo para que entregue los documentos.

En casos pasados, los tribunales se han mostrado reacios a dirimir disputas entre los brazos ejecutivo y legislativo del gobierno.

El asunto se complicó más cuando Obama se acogió a la amplia forma de privilegio ejecutivo, una postura legal diseñada para mantener privadas ciertas comunicaciones de agencias del Poder Ejecutivo.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.