publicidad
02 de noviembre de 2011 • 09:51

Desigualdad afecta posición de EEUU en índice de desarrollo ONU

 

Estados Unidos sigue siendo el cuarto mejor país del mundo para vivir, pero ajustado por la desigualdad cae a la posición número 23 en el ranking anual de desarrollo humano de la ONU divulgado el miércoles.

La lista refleja un índice de desarrollo humano, una medida de bienestar establecida por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) desde hace 21 años que combina prosperidad económica con niveles de educación y expectativa de vida.

El PNUD publicó el índice ajustado por desigualdad por segunda vez este año desde que lo introdujo en el 2010 y su objetivo es convertirlo en un componente estándar de su reporte anual de Desarrollo Humano conjuntamente con el índice principal no ajustado.

Varios países ricos también son calificados en un nivel relativamente bajo cuando se tiene en cuenta la variable desigualdad. Por ejemplo Canadá, que quedó sexto en el índice general de desarrollo humano, cae al puesto número 12.

Y Corea del Sur, ubicada en el puesto número 15 en la medición general, quedó en el 28 entre 187 naciones al introducir la variable desigualdad.

El Indice de Desarrollo Humano ajustado por la desigualdad cubre disparidades en tres áreas del desarrollo humano contempladas por el índice del PNUD: expectativa de vida, educación y calidad de vida en términos del ingreso.

En algunas otras naciones, los puestos según las diferentes variables no cambian mucho debido a que tienen un alto nivel de igualdad.

Noruega, un país productor de petróleo que volvió a quedarse con el puesto número uno en el índice general, también se ubicó primero en el índice ajustado. La nación nórdica se posicionó primera en nueve de las últimas 11 ediciones del reporte.

Australia, segunda en el índice general de desarrollo humano (IDH), también quedó segunda en la variable ajustada por desigualdad (IDH-D). Los Países Bajos está de tercero y cuarto, respectivamente.

Otras naciones tuvieron mejores resultados al considerar la igualdad de sus sociedades. Suecia, que se ubicó décima en la medición general, quedó tercera con el índice ajustado; y Dinamarca trepó del puesto 16 al octavo en la misma categoría.

La República Democrática de Congo (RDC), dividida y empobrecida por más de una década de guerra, quedó en el último lugar en el desarrollo general y en el 134 con el ajuste por desigualdad.

Las naciones africanas Níger, Burundi, Mozambique y Chad quedaron apenas por encima de la RDC en la variable de desarrollo general y un poco más arriba en materia de desigualdad, excepto Burundi, que no contó con datos sobre el ajuste.

El nuevo reporte del PNUD se centró en las relaciones entre la sustentabilidad ambiental y la igualdad, un término que la agencia usa para referirse a la justicia social y el acceso a una buena calidad de vida.

La distribución del ingreso se volvió más desigual en las últimas décadas a nivel país en gran parte del mundo, aunque las disparidades en el acceso a la salud y la educación se han achicado, afirmó.

Pero cada vez hay más evidencia de una creciente degradación ambiental en el mundo y de un potencial deterioro futuro, agregó el PNUD.

"Los pronósticos sugieren que los persistentes fracasos en reducir los graves riesgos ambientales y las profundas desigualdades sociales amenazan con retrasar décadas de progreso sostenido de la mayoría pobre del mundo, e incluso revertir la convergencia mundial en el desarrollo humano", advirtió la administradora del PNUD Helen Clark en el reporte.

(Reporte de John Acher; editado en español por Silene Ramírez)

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.