EE.UU.

publicidad
18 de abril de 2011 • 20:20

Activistas exigen renuncia de republicana que retrató a Obama como chimpancé

 

Varios activistas antidiscriminación pidieron el lunes la renuncia de una dirigente republicana del condado de Orange (sur de California), que envió un correo a sus compañeros con un fotomontaje del presidente Barack Obama en el que figura como hijo de dos chimpancés.

Alice Huffman, presidenta de la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color en California (NAACP), condenó la foto reproducida por algunos medios locales y pidió la dimisión de Marilyn Davenport, miembro del Comité de Partido Republicano del Condado de Orange.

Davenport, que además es militante del movimiento conservador Tea Party, envió el correo electrónico a sus compañeros con el titulo: "Ahora se sabe por qué no hay certificado de nacimiento", en alusión al debate impuesto por las voces más ortodoxas de la ultraderecha estadounidense que aseguran que Obama no nació en el país.

Davenport terminó por disculparse el lunes en la tarde en un mensaje donde hace varias referencias bíblicas.

"A todos mis conciudadanos y demás personas que han visto el correo que envié y que se ofendieron por mi acción, humildemente me disculpo y pido su perdón por mi comportamiento imprudente", dijo Davenport.

La activista política asegura que es una "mujer cristiana imperfecta que intenta dar lo mejor de sí para vivir honrando la vida de Cristo", apuntó antes de asegurar que "lo siente de verdad" y que "nunca más repetirá este error".

Según un compañero de partido, Davenport habría recibido amenazas de muerte tras la polémica.

"No hay manera de que una representación del presidente de Estados Unidos como algo menos que humano pueda ser considerado otra cosa que un acto racista", dijo la activista de la NAACP en un comunicado.

"Si continúa negándose a renunciar, nosotros podemos llamar al Comité de Ética del Condado de Orange para que revise sus acciones", advirtió Huffman.

En el mismo sentido se expresaron varias organizaciones, entre ellas la Asociación de Derechos Civiles de Los Angeles.

El presidente del comité republicano del condado de Orange, Scott Baugh, condenó el email de su colega, lo consideró racista y prometió una reunión para discutir las acciones que tomarán en su contra, pero indicó que como "miembro electo por el pueblo" no pueden obligarla a renunciar.

"El tema es que la ley estatal impide al comité terminar con su membresía. Es un miembro electo, electo por el pueblo, y hay razones muy específicas para removerla del cargo, y su email racista no es una de esas (razones)", explicó Baugh.

Hasta el lunes, Davenport solo había dado unas breves declaraciones al diario del condado Orange County Weekly.

"No irán a hacer un escándalo con esto ¿no? Ay, ¡por favor!. Todo el mundo que me conoce sabe que no soy una racista. Era un chiste. Yo tengo amigos que son negros", dijo.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.