Estallido de bomba mata a dos en cementerio en Afganistán

Un hombre recoge algunas pertenencias de las víctimas en el lugar donde estalló una bomba en un cementerio en Lashkar Gah, al suroeste de Kabul, Afganistán, el domingo 19 de agosto de 2012. Dos hermanos de un legislador perecieron en el atentado. Otros siete integrantes de la familia que visitaba una tumba resultaron heridos en el cementerio, dijo la policía.  Foto: Abdul Khaleq / AP
Un hombre recoge algunas pertenencias de las víctimas en el lugar donde estalló una bomba en un cementerio en Lashkar Gah, al suroeste de Kabul, Afganistán, el domingo 19 de agosto de 2012. Dos hermanos de un legislador perecieron en el atentado. Otros siete integrantes de la familia que visitaba una tumba resultaron heridos en el cementerio, dijo la policía.
Foto: Abdul Khaleq / AP
 

Una bomba oculta en un cementerio estalló el domingo en una ciudad del sur de Afganistán, en un atentado en el que pereció un funcionario policial y su hermano que visitaban la tumba de un pariente, dijo la policía.

Otros siete integrantes de la familia resultaron heridos por la explosión que tuvo lugar en Lashkar Gah, capital de la provincia de Halmand.

Nadie se adjudicó de inmediato el atentado pero encaja en la estrategia anunciada por el Talibán de considerar objetivos a funcionarios y demás personas alineadas con el gobierno o las fuerzas militares internacionales.

Las dos víctimas fatales eran hermanos del legislador de la provincia de Helmand, Abdulwadood Popal, que no se encontraba en el cementerio cuando estalló la bomba. La familia visitaba la tumba después de las oraciones matutinas con motivo de la festividad de Eid al-Fitr, que pone fin al ayuno de un mes por el Ramadán.

En un discurso con motivo de la festividad, el presidente Hamid Karzai condenó el domingo los diversos ataques insurgentes ocurridos durante el Ramadán.

"Durante el mes del ramadán, los enemigos de los musulmanes trataron con crueldad a Afganistán: bombas, explosiones en mezquitas, ataques suicidas en mezquitas", expresó Karzai.

Señaló que si el Talibán no era responsable de los ataques, debía desmarcarse de los hechos.

"Si ustedes no están detrás de estos hechos, los mismos son perpetrados en su nombre. Como musulmanes, como afganos, eleven su voz y digan que ustedes no los cometieron", agregó.

En un mensaje previo a la festividad del Eid al-Fitr, el dirigente del Talibán, Mula Mohammad Omar, reiteró la orden a sus combatientes de que evitaran actos en los que murieran o resultaran heridos civiles afganos.

De acuerdo a un informe que emitió a principios de mes Naciones Unidas, 1.145 civiles murieron y 1.954 fueron heridos durante el primer semestre del año, la mayoría de ellos en actos perpetrados por rebeldes.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.