Colombia

publicidad
14 de noviembre de 2012 • 14:47 • actualizado a las 15:33

Daniel ‘El Loco’ Barrera y alias ‘JJ’ llegaron a Bogotá

Barrera, a quien el Gobierno considera el último gran capo del narcotráfico, fue trasladado desde Caracas en un avión de la Policía Nacional.
Foto: AFP

El capo del narcotráfico Daniel ‘El Loco’ Barrera arribó la tarde de este miércoles a Bogotá deportado desde Venezuela junto con otras cinco personas, informó la Policía.

Barrera, a quien el Gobierno considera el último gran capo del narcotráfico, fue trasladado desde Caracas en un avión por agentes colombianos.

Junto con Barrera fueron deportados también el ciudadano estadounidense nacido en la República Dominicana Eduardo Acosta Mejías, de 30 años; el colombiano Jorge Milton Cifuentes Villa (alias JJ), de 47, ambos buscados por tráfico de droga, y otros tres hombres acusados de integrar bandas criminales colombianas.

Barrera, de 43 años de edad, fue detenido el 18 de septiembre en el estado de Táchira (Venezuela). Se calcula que su organización envió en los últimos años a Estados Unidos y Europa más de 900 toneladas de cocaína.

La justicia de Estados Unidos reclama en extradición a Barrera por tráfico de drogas y lavado de activos.

Los investigadores venezolanos encontraron que Barrera poseía 127 bienes en ese país, entre ellos fincas, viviendas, posadas, autos, un avión y un barco, valorados en 143 millones de bolívares (33 millones de dólares).

Venezuela y Colombia se rigen por un acuerdo de cooperación e intercambio de información sobre seguridad, suscrito tras la normalización de las relaciones bilaterales con la llegada de Juan Manuel Santos a la Presidencia en 2010.

En los años recientes, los más importantes narcotraficantes colombianos han sido capturados en Venezuela.

Síguenos a través de Twitter en @Esteminuto

Sigue a Terra Noticias en tu móvil en m.terra.com.co

Sigue también en tu tablet a Terra Noticias por tablet.terra.com.co

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.